Nos a dado estaciones ; Primavera, Verano, Otoño, Invierno…
Que Bueno es el Señor que en cada estación nos cambia el panorama, el espectáculo y nos hace prepararnos para el cambio y así no caer en la rutina, la costumbre, la indiferencia, el desanimo, depresión, decaimiento… Y quejarnos por el calor, el polen, el aire, la lluvia, la nieve, etc etc… (1 Tesalonicenses 5:16-18 ). Disfrutemos cada una de las estaciones del año, dando ¡¡¡Gracias a Dios!!!

Gocémonos este Otoño, salgamos a dar una caminata sintiendo el aire en nuestro rostro, mirando como las hojas de los arboles caen en una bella danza y al llegar al piso corretean de un lado a otro escuchandose hermosos sonidos combinados con el viento y sus bellos colores; magenta, rojo, naranja, amarillo y hasta dorado alabando a su Creador… Veamos los arboles como nos enseñan; que se entregan en humildad al Creador, resistiendo con firmeza los vientos y las lluvias que los despojan de su orgullo y hermosura. Pero están firmes entregándose al Poderoso , porque saben que al darse, El les devolverá nueva vida y rebosante… (Lucas 6:38) . Tomemos su ejemplo; alabemos y demos Gracias en todo tiempo!!!

Rev. Ruth Romo