Padres; amemos a nuestros hijos con hechos. Hagamos que ellos sepan que valen, no los critiquemos, ni les hablemos con palabras ofensivas o negativas… Ellos necesitan sentirse amados, aprobados por sus padres…
Dígale que esta orgulloso de el o ella, aun en sus pequeños logros…   Dios nos a dejado el ejemplo en su palabra; ( Mateo 3:17) Este es mi hijo amado en el cual tengo contentamiento… Jesús lo sabia, pero el Padre lo estaba animando o alentando para lo que vendría…   Animemos a nuestros hijos con palabras para que se sientan valorados, de esta manera podrán vencer los retos en su vida…

Rev. Ruth Romo